Cómo tener pies hermosos

Puede resultar fácil de ignorar, pero es vital preocuparse por tus pies. Usar calzado abierto, estar parado por mucho tiempo, los tacones altos o los zapatos mal ajustados, pueden causar grandes dolores y lastimar tu pie. En este artículo se verán las razones por la que tus pies pueden no lucir bien y te ofrecemos algunos tips para que puedas cuidar de ellos y lograr unos pies hermosos.

Calzado abierto

En climas cálidos puede ser una tentación usar calzado abierto que expongan tus pies al aire libre, pero esto puede causarte problemas. Los zapatos con la parte trasera al descubierto pueden causar que el talón se expanda lateralmente, lo que puede provocar talones agrietados.

 

Estar parado por tiempos prolongados

Estar parado por largos periodos de tiempo, especialmente si es sobre un piso duro, puede causar fricción y presión sobre tu pie, lo que puede llevar a fisuras, grietas y llagas abiertas que pueden sangrar y ser muy dolorosas.

 

Zapatos altos

El material rígido de los zapatos altos puede causar dolores atrás de los talones. La presión causada por los zapatos altos también puede causar ampollas. Los zapatos altos también pueden forzar a los pies a estar en una posición que no es natural generando inflamación. Es recomendado usar zapatos bajos cuando sea posible: cuando más bajo este tu pie, más natural será la posición en la que estarán. 

 

Zapatos mal ajustados

Los zapatos que no están bien ajustados pueden causar cierta fricción con el pie. La presión que aumenta debido a esta fricción puede causar muchos problemas incluyendo ampollas, callos, pie de atleta, problemas en las uñas y hasta problemas que no están relacionados con los pies, como dolor de espalda.

 

Tips para tener pies hermosos

  • Haz ejercicio regularmente, ya que no sólo es bueno para tu salud en general, sino también para la salud de tus pies, esto puede mejorar la circulación de la sangre y hacer que la piel tienda a ser menos seca.
  • El uso de calzado abierto debería ser minimizado y evitarlo cuando sea posible ya que puede causar problemas como los talones agrietados
  • Si no puedes evitar estar parado por largos periodos de tiempo, asegúrate de tener el calzado adecuado para esto.
  • Si tienes zapatos que no se ajustan, es importante que puedas cambiarlos en cuanto te sea posible por algunos que te ofrezcan el soporte y protección adecuada.
  • Es importante recordar que si estás creciendo, las medidas de tus pies pueden cambiar, por lo tanto, verifica tu talla al comprar zapatos nuevos.
  • Prueba en medir la talla de tus pies una o dos veces por año. También el horario en el que compres tus zapatillas puede afectar la talla (cuando más tarde en el día compres, la talla de tus zapatos será más grande ya que con el paso del día tu pie se hincha). Otra cosa importante es recordar usar las medias/calcetas apropiadas, su tamaño puede afectar cómo te va a quedar el calzado.
  • Relájate y pon tus pies en remojo con agua caliente después de un largo día. Esto no sólo te hará sentir fresco, sino que va a ablandar la piel dura y reducir la posibilidad de tener talones agrietados.
  • Un pequeño masaje no sólo te hará sentir bien sino que esto mejorará la circulación de la sangre, lo cual puede ayudarte a prevenir los pies agrietados y la piel seca.

Sigue estos consejos y pronto tus pies lucirán más hermosos.