Como tu dieta afecta la piel dura en los pies

 

 

Todos sabemos que comer bien o mal impacta en nuestra salud, pero lo que muchas personas no saben es que tu dieta pueda impactar en tus pies. Tiene sentido que cuando uno se pone a pensarlo, tus pies están conectados con el resto de tu cuerpo y lo que comes actúa como nutriente para todo tu cuerpo. En este artículo, te ofrecemos algunos tipos de cómo a través de una buena dieta puedes ayudar a evitar el endurecimiento de la piel de tus pies y a cuidarlos. 

Vitamina A

Consumir la suficiente Vitamina A es importante para la salud de tu piel, ésta contribuye al crecimiento celular y a la reparación de las células de la piel, por esto, ante la falta de Vitamina A, tu piel se puede resecar y ponerse dura.


¿Cómo puedo tener más Vitamina A?
La Vitamina A puede ser encontrada en alimentos como las zanahorias, yemas de huevo, chícharos, espinaca, calabazas y naranjas e hígado.

Calcio y Vitamina D

Una buena parte de tu pie es hueso, por lo que tener suficiente Calcio y Vitamina D en tu dieta es esencial para mantener tus huesos sanos. La Vitamina D ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio. Si no consumes suficiente calcio y vitamina D, puedes incrementar las posibilidades de tener huesos más débiles más adelante en tu vida. La Osteoporosis puede causar serias lesiones, por lo que es importante que tus huesos estén fuertes cuando envejezcas. Otra posible consecuencia al no tener suficiente calcio, es que los músculos de tus pies se pueden lastimar o hasta sentirse débiles.
Además de ser buenos para tus huesos, el Calcio y la Vitamina D pueden también ayudarte a mantener la piel saludable. El calcio en la epidermis (la sobresaliente de las dos capas que conforman tu piel) ayuda a tu cuerpo a determinar qué tan rápido se generan las nuevas células de la piel para que éstas reemplacen a las viejas. La piel frágil, delgada, seca y endurecida puede aparecer en tu pie si no hay suficiente calcio en tu epidermis.


¿Cómo puedo obtener más Calcio y Vitamina D?

  • El Calcio puede ser encontrado en alimentos como la leche, el queso o el yogurt. Algunas veces, el Yogurt puede tener alto volumen tanto de Calcio como de Vitamina D. El Calcio también puede ser encontrado en vegetales como el brócoli, en las sardinas, salmón y en alimentos que tengan calcio agregado como los cereales, jugos y tofu. Puedes revisar la etiqueta de los productos para corroborar si se le agregó Calcio.
  • La Vitamina D se encuentra en pescados como el salmón o las sardinas, también se la puede encontrar en alimentos que incluyan huevos o hígado (en pequeñas cantidades).

Grasas Omega 3

Un problema vinculado a la nutrición que puede afectar a tus pies es la inflamación, esto puede causar fascitis plantar en tu pie, lo cual puede ser muy doloroso en caso de no tratarse. Algunas comidas pueden contribuir a la inflamación, como las grasas saturadas que están en las carnes rojas y las grasas omega-6 que pueden ser encontradas comúnmente en vegetales como el maíz. 

¿Cómo puedo obtener más Omega 3?

  • El pescado, en particular el salmón, es una fuente excelente de grasas Omega-3. Pero la dieta de la mayoría de la gente consiste en más Omega-6 que en Omega-3 y una dieta rica en pescado puede ayudar a obtener este balance . Se recomienda comer pescado altos en grasas Omega-3 de 2 a 3 veces por semana.
  • Existen otros alimentos que también contienen Omega-3, por ejemplo: las nueces o las avellanas.
  • Las grasas Omega-3 también ayudan a reducir la inflamación y pueden disminuir el riesgo de contraer diabetes. Esta condición puede ser perjudicial ya que las arterias que llevan la sangre hacia tus extremidades pueden ser dañadas, limitando la circulación de la sangre a tu pie.

 

Otro problema que puede afectar tus pies es la obesidad ya que cuanto más peso mayor esfuerzo tienen que hacer tus pies para caminar o estar parado. Manteniendo una dieta baja en grasas y haciendo ejercicio puede ayudar a mantenerte en peso y a reducir el riesgo de desarrollar algunos de estos problemas.